Bienvenidos a Ficarra On Line
Hierbas Medicinales
Gracias por su visita.

Cardo mariano (Silybum marianum)


Partes usadas y donde crece:

El cardo mariano se encuentra de forma común creciendo en forma silvestre en una variedad amplia de lugares, incluyendo las cunetas de las carreteras. Las semillas de la flor serca son usadas medicinalmente.

   

Photo copyright Steven Foster  

El cardo mariano se ha utilizado en conexión con las condiciones siguientes (referirse al uso medicinal individual para información completa):

Graduación

Utilización medicinal

Primario enfermedad del higado relacionada con el alcohol
Hepatitis
Secundario Cirrosis hepática
Ayuda del hígado
Otro Cálculos biliares
Psoriasis

Uso histórico o tradicional (puede o no puede estar avalado por estudios científicos): El uso médico del Cardo mariano se puede rastrear hasta más de 2.000 años atrás. Culpeper, el bien conocido herbalista del siglo XVIII, citaba su uso para la apertura de "obstrucciones" del hígado y del bazo y lo recomendaba para el tratamiento de la ictericia. El Cardo mariano también se ha utilizado para aliviar la congestión hepática, del bazo, y de los riñones.

Componentes activos: Las semillas del Cardo mariano contienen un complejo bioflavonoide conocido como silymarin. Este componente es responsable de las ventajas médicas de la planta. 1 El Silymarin está compuesto de tres partes: silibinin, silidianin, y silicristin. Silibinin es el más activo y es en gran parte responsable de las ventajas atribuidas al silymarin. 2

El extracto del Cardo mariano puede proteger las células del hígado bloqueando la entrada de toxinas dañinas y ayudando a eliminar estas toxinas de las células del hígado. 3 4 al igual que otros bioflavonoides, el silymarin es un antioxidante de gran alcance. 5 El cardo mariano también regenera las células dañadas del hígado. 6 El extracto del Cardo mariano se recomienda comúnmente contrarrestar las acciones dañinas del alcohol en el hígado. 7

Los estudios placebo-controlados, doble-ciego a largo plazo han mostrado los extractos del Cardo mariano ser eficaces en pacientes con cirrosis del higado, 8 hepatitis crónica, 9 e incluso diabetes originada por la cirrosis. 10 altera la formación de la bilis, de tal modo potencialmente reduciendo el riesgo de cálculos biliares. 11 Ante la combinación del Cardo mariano con las drogas potencialmente perjudiciales al hígado, ha mostrado proteger el hígado. 12

Cuánto debo tomar? Mucha gente con enfermedad del higado y la función hepática deteriorada toma 420 mg. de silymarin por día de un extracto herbal del Cardo mariano estandardizado de silymarin al 70-80% de contenido. Según la investigación y la experiencia clínica, la mejora se debe observar entre ocho a doce semanas. Una vez que ocurra eso, el producto se reduce a una toma de 280 mg. del silymarin por día. Esta cantidad más baja puede también utilizarse con propósitos preventivos.

Para los que prefieran, 12-15 gramos de semillas de Cardo mariano se pueden moler y comer o hacerse un té. Esto sin embargo, no se debe considerar terapéutico para las condiciones del hígado.

Hay efectos secundarios o interacciones? El extracto del Cardo mariano está virtualmente desprovisto de cualquier efecto secundario y se puede utilizar por una amplia gama de personas, incluyendo mujeres embarazadas y de lactancias. De hecho, se ha recomendado como tratamiento para picazón debido a la función deficiente de la vesícula durante el embarazo. 13 Puesto que el silymarin estimula la actividad del hígado y de la vesícula, puede tener un efecto laxante suave, transitorio en algunos individuos. Esto cesará generalmente en el plazo de dos a tres días.

La información sobre los efectos de un suplemento o de una hierba determinado en una condición determinada se ha calificado en los términos de la metodología o de la fuente de datos de apoyo (por ejemplo: clínico, doble-ciego, meta-análisis, o uso tradicional). Para la conveniencia del lector, la información en el vector que enumera los suplementos para las condiciones determinadas también se categoriza. Los criterios para las clasificaciones son: " primario " indica que hay datos científicos confiables y relativamente constantes que muestran una ayuda en la enfermedad. " secundario " indica que existe conflicto, escasos, o solamente estudios preliminares que sugieren una ayuda en la enfermedad o que la ayuda en la enfermedad es mínima. " otro " indica que hay poca ayuda científica y/o ayuda en la enfermedad mínima.

References:

1. Wagner H, Horhammer L, Munster R. The chemistry of silymarin (silybin), the active principle of the fruits of Silybum marianum (L.) Gaertn. Arzneim-Forsch Drug Res 1968;18:688–96.
2. Hikino H, Kiso Y, et al. Antihepatotoxic actions of flavonolignans from silybum marianum fruits. Planta Medica 1984;50:248–50.
3. Faulstich H, Jahn W, Wieland T. Silibinin inhibition of amatoxin uptake in the perfused rat liver. Arzneim-Forsch Drug Res 1980;30:452–4.
4. Tuchweber B, Sieck R, Trost W. Prevention by silibinin of phalloidin induced hepatotoxicity. Toxicol Appl Pharmacol 1979;51:265–75.
5. Feher J, Lang I, et al. Free radicals in tissue damage in liver diseases and therapeutic approach. Tokai J Exp Clin Med 1986;11:121–34.
6. Sonnenbichler J, Zetl I. Stimulating influence of a flavonolignan derivative on proliferation, RNA synthesis and protein synthesis in liver cells. In  Assessment and Management of Hepatobiliary Disease, ed. L Okolicsanyi, G Csomos, G Crepaldi. Berlin: Springer-Verlag, 1987, 265–72.
7. Leng-Peschlowe. Alchohol-related liver diseases-use of Legalon÷. Z Klin Med 1994;2:22–27.
8. Ferenci P, Dragosics B, Dittrich H, et al. Randomized controlled trial of silymarin treatment in patients with cirrhosis of the liver. J Hepatol 1989;9:105–13.
9. Lirussi F, Okolicsanyi L. Cytoprotection in the nineties: Experience with wsodeoxycholic acid and silymarin in chronic liver disease. Acta Phys Hungarics 1992;80:1–4.
10. Velussi M, Cernigo AM, Viezzoli L, et al. Silymarin reduces hyperinsulinemia, malondialdehyde levels and daily insulin need in cirrhotic diabetic patients. Curr Ther Res 1993;S3:S33–45.
11. Nassuato G, Iemnolo RN, et al. Effect of siibinin on bilary lipid composition. Experimental and clinical study. J Hepatol 1991;12:290–95.
12. Palasciano G, Portinascasa, et al. The effect of silymarin on plasma levels of malondialdehyde in patients receiving long-term treatment with psychotropic drugs. Curr Ther Res 1994;S5:S37–45.
13. Reyes H. The spectrum of liver and gastrointestinal disease seen in cholestasis of pregnancy. Gastroert Clin N Am 1992;21:905–21.

 

 

- Todos los derechos reservados Agustín Ficarra e Hijos 2001 - e.comerce by Cibernet Team -
- Resolución óptima de pantalla = 800x600 (IE 5) -
Diséño Web. SECURESOFT ™
Home