Bienvenidos a Ficarra On Line
Hierbas Medicinales
Gracias por su visita.

Diente de león (Taraxacum officinale)


Partes usadas y donde crece:

Relacionado de cerca con la achicoria, el diente de león es una planta común por todo el mundo y la perdición de ésos que buscan el césped perfecto. La planta tiene una altura de cerca de 30 cm., produciendo hojas espatuladas y las flores amarillas que florecen a lo largo de todo el año. A la maduración, la flor da vuelta en el cáliz característico que contiene los gérmenes que se dispersan en el viento. El diente de león se produce comercialmente en los Estados Unidos y Europa. Las hojas y la raíz se utilizan en suplementos herbarios.

   

foto Copyright Steven Foster  

El diente de león se ha utilizado en conexión con las condiciones siguientes (referirse al uso medicinal individual para información completa):

Graduación

Utilización medicinal

Otro Retirada del alcohol
Estreñimiento (raíz)
Edema (retención del agua) (hojas)
Indigestion (hojas y raíz)
problemas del hígado (raíz)
embarazo y postparto (hojas y raíz)

Uso histórico o tradicional (puede o no puede estar avalado por estudios científicos): El diente de león se utiliza comúnmente como alimento. Las hojas se utilizan en ensaladas y tés, mientras que las raíces se utilizan a menudo como substituto del café. El diente de león y las raíces se han utilizado durante centenares de años para tratar el hígado, la vesícula, el riñón, y problemas comunes. En algunas tradiciones, el diente de león se considera un purificador de la sangre y se utiliza para las dolencias tan variadas como eczema y cáncer. Al igual hoy, el diente de león también se ha utilizado históricamente para tratar la digestión, la retención del agua, y las enfermedades del hígado, incluyendo hepatitis.

Componentes activos: Los componentes principales responsables de la acción del diente de león en el hígado y el aparato digestivo, son los principios amargos. Designado previamente taraxacin, estos componentes son lactonas del sesquiterpene del tipo del eudesmanolide y del germacranolide y son únicos al diente de león.1 diente de león es también una fuente rica de vitaminas y de minerales. Las hojas tienen un alto contenido de la vitamina A así como cantidades moderadas de vitamina D, vitamina C, varias vitaminas de B, hierro, silicio, magnesio, cinc, y manganeso.2 las hojas son una fuente rica del potasio, que es interesante puesto que las hojas se utilizan para su acción diurética. Esto puede hacer al diente de león un proveedor natural de potasio como diurético, aunque su acción diurética es probablemente diferente de productos farmacéuticos.

Los estudios animales muestran, en las dosis altas que las hojas poseen los efectos diuréticos comparables al diurético de prescripción frusemide, (Lasix).3 Puesto que los datos clínicos en seres humanos son escasos, es recomendable buscar la dirección de un médico entrenado en medicina herbaria antes de usar las hojas del diente de león para la retención del agua.

Los compuestos amargos de las hojas y de la raíz, ayudan a estimular la digestión y son laxantes suaves.4 Estos principios amargos también aumentan la producción de la bilis en el flujo de la vesícula y de la bilis del hígado. 5 Esto le hace un tónico especialmente útil para las personas con la función hepática lenta debida al abuso de alcohol o dieta pobre. El aumento en flujo de la bilis puede ayudar a mejorar el metabolismo de grasas en el cuerpo (incluyendo el colesterol incluyendo).

Cuánto debo tomar? Como tónico general de hígado/vesícula y estimular la digestión, 3-5 gramos de la raíz seca o 5-10 ml de un tinte hecho de la raíz se pueden utilizar tres veces por día. Algunos expertos recomiendan el tinte a base de alcohol porque los principios amargos son más solubles en alcohol.6

Como estimulante del apetito o diurético suave, 4-10 gramos de hojas secas se pueden agregar a 250 ml (1 taza) de agua hirviendo y beber como decoction; o 5-10 ml de jugo fresco de las hojas o 2-5 ml de tinte hechos de las hojas se pueden utilizar, tres veces por día.

Hay efectos secundarios o interacciones? La hoja y la raíz del diente de león se deben utilizar con precaución por las personas con cálculos biliares. Si hay una obstrucción de los conductos de la bilis, entonces el diente de león se debe evitar por completo. En casos de la úlcera o de gastritis del estómago, el diente de león se debe utilizar cautelosomente, pues puede causar la superproducción del ácido del estómago. Ésos que experimentan retención de líquidos o del agua deben consultar a un doctor alimenticio orientado antes de tomar las hojas del diente de león. El látex lechoso en el vástago y las hojas del diente de león fresco puede causar una erupción alérgica en algunos individuos.

La información sobre los efectos de un suplemento o de una hierba determinado en una condición determinada se ha calificado en los términos de la metodología o de la fuente de datos de apoyo (por ejemplo: clínico, double-blind, meta-análisis, o uso tradicional). Para la conveniencia del lector, la información en el vector que enumera los suplementos para las condiciones determinadas también se categoriza. Los criterios para las clasificaciones son: " primario " indica que hay datos científicos confiables y relativamente constantes que muestran una ayuda en la enfermedad. " secundario " indica que existe conflicto, escasos, o solamente estudios preliminares que sugieren una ayuda en la enfermedad o que la ayuda en la enfermedad es mínima. " otro " indica que hay poca ayuda científica y/o ayuda en la enfermedad mínima.

References:

1. Wichtl M. Herbal Drugs and Phytopharmaceuticals. Boca Raton, FL: CRC Press, 1994, 486–89.
2. Bradley PR, ed. British Herbal Compendium, Vol 1. Bournemouth, Dorset, UK: British Herbal Medicine Association, 1992, 73–75.
3. Racz-Kotilla E, Racz G, Solomon A. The action of Taraxacum officinale extracts on body weight and diuresis of laboratory animals. Planta Med 1974,26:212–17.
4. Kuusi T, Pyylaso H, Autio K. The bitterness properties of dandelion. II. Chemical investigations. Lebensm-Wiss Technol 1985;18:347–49.
5. B"hm K. Choleretic action of some medicinal plants. Arzneim-Forsch Drug Res 1959; 9:376–78.
6. Foster S. Herbs for Your Health. Loveland, CO: Interweave Press, 1996, 26–27.

 

 

- Todos los derechos reservados Agustín Ficarra e Hijos 2001 - e.comerce by Cibernet Team -
- Resolución óptima de pantalla = 800x600 (IE 5) -
Diséño Web. SECURESOFT ™
Home